Activación de la Humanidad Sagrada

 ADN humano y divino

La esencia de este acompañamiento

Este Rito de paso tiene como propósito

  • Recordar QUIEN ERES.
  • Conectar con la LUZ original.
  • Reconocer la impronta de lo DIVINO en nuestro mundo.
  • Despertar el poder CREADOR original dentro nuestro.
  • Activación de la consciencia cósmica, multidimensional y anclaje del ADN estelar.
  • Activación del FLORECIMIENTO de la Humanidad Sagrada.
  • Activación de los CÓDIGOS de la Humanidad Sagrada.

Los que le buscan le encuentran.

Marcos, 8,22.

¿cómo es este acompañamiento?

Al formalizar la reserva de este acompañamiento te solicito algunos datos personales muy básicos, relacionados con tu nacimiento.

El acompañamiento comprende tres pasos que, consisten en un encuentro inicial presencial, de 1 hora y media a 2 horas aproximadas, de duración, y en dos entregas posteriores de material y recomendaciones sobre las que indagar y profundizar, para integrar el proceso.

Precio

88 €

Duración

2 horas

Modalidad

Presencial

Solicita más información

Solicita un encuentro presencial, para realizar este Rito de Paso

Nuevo campo

15 + 14 =

Sobre este acompañamiento

Este Rito de Paso despierta tu ADN estelar.

La Humanidad Sagrada se refiere a ese estado de SER HUMANO en el que las antiguas frecuencias de la Sombra – o sanskaras- han sido desenrrolladas, integradas y trascendidas, por la propia LUZ, a ese estado en el que irradiamos la impronta, marca, halo, presencia de lo DIVINO en nuestro mundo, a esa Realidad interna nacida de lo humano que no es sólo humana ni sólo mortal – en palabras de Jean Yves Leloup, en El evangelio de María – de un Hijo del Hombre que es también Hijo de Dios.

Nuestro ADN tiene la capacidad de tejer LUZ a su alrededor. Según Richard Rudd, se comporta como un superconductor que genera un movimiento repentino y sincronizado de miles de elementos del ADN hacia ubicaciones genéticas nuevas y diferentes, con el único propósito de aumentar exponencialmente la frecuencia que entra y sale del cuerpo, favoreciendo la activación del estado Síddhico.

Nos convertimos en células de un nuevo tejido, que es capaz de sintonizarse con otro tipo de INTELIGENCIA, más sensible, que está sincronizada con los ciclos naturales de estabilidad, destrucción y creatividad.

Otorga sentido.

Nos permite casar los mundos, poner en relación, llevar y participar del encuentro de las distintas partes del universo. Nos conecta con la matriz de todo cuanto existe.

Empezamos a sentir cómo dos verdades aparentemente incompatibles convergen en otra realidad. Comprendemos que no son contradictorias, sino que se trata de dos informaciones que se resignifican en una forma nueva, en otra dimensión. Una dimensión nueva donde existe profundidad.

Nos permite transformar el genoma, de forma vincular, ofrendarlo al servicio de la Tierra y del bien mayor. Nos enseña a cuidar la VIDA.

Nos impulsa a SENTIR.

Reconocer este potencial dentro de nosotros activa la expresión, explosión y expansión de la LUZ que Somos y nos sincroniza con el propósito que traemos para desarrollar en esta encarnación.

Nuestro ADN tiene la capacidad de tejer LUZ a su alrededor.

Se comporta como un superconductor que genera un movimiento repentino y sincronizado de miles de elementos del ADN hacia ubicaciones genéticas nuevas y diferentes, con el único propósito de aumentar exponencialmente la frecuencia que entra y sale del cuerpo, favoreciendo la activación del estado  Síddhico.

Las Claves Genéticas. Richard Rudd.