Estoy aquí.

4 de agosto de 2023

Estoy aquí, presente, bajo el vaivén de los devaneos y el viento, oscilante entre hechizos, letanías y secretos, parte de la red, tejido, que la MUJER ARAÑA teje desde el principio de los tiempos.

Guardo en mi memoria los acontecimientos de mi primer día de vida, y sé que SOY el mismo SER, que piensa, siente y hace, un proceso en el tiempo en continua transformación, que exhibe comportamiento humano, desde el principio.

También sé que SOY, y existo, desde mucho antes.

Desde el inicio se estableció una danza molecular entre mamá y yo.
En el vientre materno me he desarrollado como lo que soy, no, a lo que seré.
Desde el mismo momento de la concepción mamá es mamá, no mi futura mamá. Yo soy, no, seré.

Una entidad orgánica.

Una totalidad que funciona holísticamente, cambiando de forma y contorno.

Un proceso en movimiento donde mente y cuerpo, espíritu y materia, nunca se separan.

Tengo conciencia y ésta, organiza mi experiencia humana.
Tengo conciencia y ésta, revela mi dimensión espiritual.
Soy un ser totipotencial que no se puede separar, compartimentar.
Soy un ser consciente y sensible desde el inicio de mi  vida.
Mi memoria es el recuerdo de la experiencia compartida y custodiada por la conciencia del universo.

El descubrimiento de otro requiere mi autoconocimiento.
Mis emociones son, en palabras de David Chamberlain, expresión de la lengua materna de la raza humana.

Necesito ser tratada humanamente, desde el principio, y disponer de un entorno saludable para crecer, es decir, contenedor de amor incondicional, respeto, reconocimiento, escucha, juego, comunicación, verdad, seguridad, protección, nutrición, apoyo, comprensión.

Un entorno de amor.

El amor es mi esencia, mi sustancia, mi Naturaleza.

Y mi maestro.

Estoy aquí, contemplando la huella de una biografía.

 

Con Amor

Silvia Mesa García

Inspirada en “apuntes para la formación de un educador sensible a su
biografía prenatal” Estany, L (2018).

Texto: Silvia Mesa García. Imagen: El Canal de Astarté

Lo inevitable

Lo inevitable

Un camino que se recorre a veces a tientas, a veces a oscuras, lleno de retos y pruebas, sin aparente rumbo ni coordenadas

leer más