Antes de nacer.

19 de febrero de 2023

Antes de nacer, cuando aún no existía,

era océano, agua cristalina, FUENTE de vida.

Antes de nacer, cuando empecé a SER, fui sueño, anhelo, deseo.

Antes de nacer,

mi madre me llamó y bajo la sombra de un árbol, sin saber lo que era, escuchó mi canción.

Antes de nacer,

mi padre me buscó y en sus ojos de agua me reconoció.

Antes de nacer, mi madre y mi padre,

se bebieron en la espiral del tiempo eterno.

Antes de nacer fui éter, aire, viento, fui chispa, fuego, destello,

fuego y agua, agua y fuego, semilla dentro de un huevo.

Antes de nacer,

ya era quien SOY y mecida en el arrullo de las olas,

olvidé quien era.

Me vestí con capas y corazas, vientos y mareas,

pieles sobre pieles, y máscaras, de carnaval.

Antes de nacer sentía, escuchaba y reconocía.

Era un ser diminuto y también, más grande que todos los mundos, juntos.

Sólo deseaba florecer, expresar mi radiancia,

mi resonancia inmutable con el gran sol central de la galaxia.

Sólo quería nacer y brotar como el agua mansa de un corazón incandescente.

Sólo quería nacer y ser acunada en el surco negro del pecho de mi madre,

hecho de tiza y barro, tu surco, madre.

Sólo quería nacer,

recordarte lo bella que eres y el AMOR amante, el amor sin tiempo de la Madre-Padre.

Sólo quería nacer y trenzar en tu pelo un collar de rosas y mariposas.

Sólo quería nacer, madre, para volar libre sobre las olas del viento.

Antes de nacer,

tenía como mínimo, nueve meses.

Con amor. Silvia Mesa García.

 
Texto: Silvia Mesa García, Imagen: Pexels-Anthony
Beber

Beber

Te miro, nos miro y en todos veo la misma sed.
Sed de vida, sed de sentido, sed de uno mismo.

leer más
Lo inevitable

Lo inevitable

Un camino que se recorre a veces a tientas, a veces a oscuras, lleno de retos y pruebas, sin aparente rumbo ni coordenadas

leer más
Incandescencia

Incandescencia

Tu propósito superior es compartir tu genialidad particular con el resto del mundo, aquello que te vuelve radiante por el simple hecho de ser,

leer más